Conversatorio en presentación del vademécum ante casos de abusos sexuales

    En el marco de un fructífero diálogo, desde éste Consejo Pastoral para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables, organismo dependiente de la Conferencia Episcopal Argentina, hemos celebrado un espacio de escucha y conversación para la presentación del vademécum; este nuevo instrumento que la Iglesia pone a disposición y que fuera dado a conocer días pasados por la Congregación para la Doctrina de la Fe para al abordaje de determinados aspectos procesales ante casos de abusos sexuales cometidos por clérigos.

Presidió el encuentro Mons. Sergio Buenanueva, Obispo de San Francisco y Coordinador de este Consejo Pastoral para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables. Acompañaron el Padre Mauricio Landra, ex decano de la facultad de derecho canónico de la Universidad Católica Argentina (UCA), la Lic. María Inés Franck, Secretaria Ejecutiva y el Lic. Gonzalo Moreira referente de Comunicación de este Consejo y del Episcopado Argentino.

Mons. Buenanueva compartió que: “este manual, si bien no tiene normal nuevas, ordena la normativa existente, como así también al diseñar un itinerario a seguir para atender a las noticas e informaciones de presuntos abusos dentro de la Iglesia, representa un paso muy significativo y muy valioso que ayuda a facilitar y agilizar la respuesta y atención de la Iglesia a esta grave problemática”.

Del mismo modo, el obispo de San Francisco, Córdoba, agregó que: “se trata de dos cuestiones a destacar, se trata de un aprendizaje, aún incluso de errores cometidos, de mucha perplejidad para responder a una problemática muy grave, muy aguda en la que el criterio fundamental sitúa a las víctimas en el primer lugar, por lo que se las debe escuchar, acompañar y colaborar para que puedan expresar lo que han vivido y se haga verdad y justicia; lo cual significa, en la medida que corresponde, sean sancionados los responsables”.

Finalmente, Mons. Buenanueva expresó que: “en esta respuesta que la Iglesia está aprendiendo a dar son cada vez más los laicos, varones y mujeres, de quienes se incorporan en las Diócesis por medio de las comisiones diocesanas de prevención con la finalidad de instalar todas las medidas preventivas que contribuyan a la creación de ambientes seguros en todos los espacios de accionar de la Iglesia, parroquias, colegios, grupos de abordaje junto a niños, niñas y adolescentes, con personas adultos vulnerables, pero también en las comisiones que tendrán que afrontar directamente esta problemática dentro de la Iglesia. El rostro laical y femenino representa una esperanza muy grande para que la respuesta de la Iglesia sea cada vez más efectiva. La Iglesia se encuentra trabajando activamente, dando los pasos necesarios para que no ocurran estos hechos dentro de la Iglesia”.

Resulta importante mencionar que el camino de la Iglesia no invalida ni sustituye el accionar de la Justicia secular dependiente del Estado que es insoslayable; asimismo los cánones de responsabilidad proporcionados por la Iglesia a través de los propios procesos internos para cuando el victimario es un ministro sagrado con el fin de que no pueda realizar más este tipo de conductas.

El conversatorio conto con la presencia de una quincena de periodistas de todo el país, lo que brinda un destacado aspecto federal. Luego de la presentación de este instrumento, cooperando la importancia de este texto como un signo más que la Iglesia da para articular una respuesta cada vez más intensa y contundente frente a la crisis de los abusos, el Padre Mauricio Landra profundizo sobre los aspectos técnicos, canónicos propios de este vademécum. La Lic. María Inés Franck complemento este abordaje, compartiendo también las iniciativas que este Consejo Pastoral lleva adelante en la Iglesia Argentina.

En comunión espiritual, unidos en la oración, damos gracias a Cristo Jesús y a la Virgen María, Madre de la Iglesia, por sus inspiraciones de fe.

Argentina, martes 28 de julio de 2020



Equipo de Comunicación
Consejo Pastoral para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables
Conferencia Episcopal Argentina